¿Tónica? [Libre]

Ir abajo

¿Tónica? [Libre]

Mensaje por Sez Argonar el Jue Mayo 08, 2008 1:44 am

[07 de Abril; Mañana]

Tal y como había acordado el día anterior, Sez se dirigió al puerto de El Pireo, aunque con varios minutos de antelación. Esperó en el muelle hasta que se llegó la hora fijada; justo en ese momento vio cómo se acercaba su "contacto". El anciano, que aunque aparentaba ser bastante mayor se desenvolvía bastante bien y caminaba sin ningún esfuerzo, la sonreía.

- Me alegra ver que estás bien. Seguramente deba agradecérselo a ese italiano.

Sez lo miró enarcando las cejas, claramente molesta por aquel comentario.

- Ni hablar. Ya sabes que sé cuidar de mí misma, no necesito a un fantasma que me proteja. - replicó.

El anciano se limitó a reír por lo bajo. Sabía que su discípula no reconocería haber estado en serios problemas con la aparición de aquella mujer que la sedó, y estaba convencido de que moriría antes de que ella reconociese que le debía algo al italiano.

- No hay tiempo que perder, hija mía. Tus padres ya se habrán dado cuenta de que he salido y no tardarán en llamarme. - posó una mano tras su cintura para guiarla, comenzando ambos a caminar a lo largo del muelle - Debes subir al crucero que zarpará en dos minutos. Allí debes reunirte con una persona que sabe información acerca de la Agencia, y que puede aclararte muchas cosas.

Sez fue a intervenir, pero nada más abrir la boca el anciano hizo un gesto con la mano, invitándola a guardar silencio. Con total seguridad, no había nadie en el mundo que pudiera predecirla mejor que su maestro.

- Antes de que digas nada... Sí, hablé con esa persona, pero no soltó prenda conmigo. Me dijo que sólo hablaría contigo y en un lugar público, de modo que sube al crucero; aprisa.

Suspiró. No le quedaba más remedio que obedecer. Se despidió del hombre y subió al crucero que partiría en apenas unos segundos. A medida que caminaba, recordaba las últimas palabras que le había dicho el anciano antes de que embarcara.

- Dirígete al restaurante y pide una tónica con limón. Alguien se te acercará y te dirá: "Lo mejor que hay para el calor, ¿eh?" Tu debes responderle: "Prefiero los zumos naturales, pero ésto también ayuda".

Llegó al restaurante del crucero, situado al aire libre, no tardando en sentarse en una de las mesas. Cruzó las piernas y se limitó a esperar a que la atendieran. No pasó mucho tiempo hasta que vino un camarero y, tras pedir su tónica con limón (lo irónico era que detestaba las tónicas), el barco zarpó. El camarero no tardó en regresar con su pedido, marchándose después. Sez miraba disimuladamente a cada transeúnte que pasaba cerca de su mesa, esperando a que llegase ese supuesto contacto.

_________________
avatar
Sez Argonar
Admin

Femenino Cantidad de envíos : 416
Edad : 29
Piedra : Nivel 5. Control del Tiempo
Fecha de inscripción : 01/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.