Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Miér Oct 01, 2008 1:17 am

- Es inútil que pregunte sobre ese "sitio", ¿verdad?
- Verdad - respondió con diversión.

Anduvieron por los callejones de Venecia, evitando grandes aglomeraciones de gente por si acaso se encontrasen de nuevo con las cámaras asfixiantes. Fox jamás hubiese imaginado que Shizuma pudiera tener tanta fama, sobre todo siendo él un adicto a la música clásica... ¿Cómo es que no había oído hablar de ella? Tal vez no se había informado bien en músicos contemporáneos.

Se aproximaron a un gondolero que esperaba paciente sobre su "vehículo", el cual esbozó una abierta y amable sonrisa bajo su poblado bigote negro cuando los vio llegar. Se ajustó el sombrero y le tendió la mano a Étoile para que pudiese subir, Fox sujetándola también por la cintura con cuidado, no tardando en montar en la góndola después de ella. Se sentó a su lado y con un gesto de la cabeza, el gondolero comenzó a remar con su pértiga negra.

- ¡Ahh! - suspiró complacido el pelirrojo, colocando ambas manos en su nuca - Hacía tiempo que no viajaba en góndola. ¡Hey! ¿No cantas? - le pidió al hombre con entusiasmo.

La grave voz del veneciano con bigote comenzó a entonar melodiosamente "La Donna e mobile", y Fox cerró los ojos, dejándose llevar por la pasión que desprendía la música.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Miér Oct 01, 2008 1:31 am

Por callejones y evitando a las cámaras, se encontraban Fox y Étoile, acercándose hacia el canal en el cual subirían a una góndola. Entonces, cuando llegaron, Étoile sonrió por que era el clásico gondolero de película, con aquel bigote negro y totalmente italiano. El gondolero le ayudó a subir en la góndola, al igual que LeBlanc que se aseguró que no se tropezase la peligris, tomándola ligeramente de la cintura. Evidentemente, la primera en tomar asiento fue Étoile, y luego el pelirrojo, quien se sentó junto a ella para luego indicarle al gondolero que podía comenzar a remar.

- ¡Ahh! - suspiró colocando ambas manos tras su nuca - Hacía tiempo que no viajaba en góndola. ¡Hey! ¿No cantas?

Étoile abrió ligeramente los ojos sorprendida, ¿en serio cantaría? Pero sí, comenzó a cantar la clásica canción "La Donna e mobile" como en las películas, había oído hablar de que los gondoleros cantaban pero... A decir verdad, esta era la primera vez que subía en una góndola a pesar de todo, quizás nunca le hubiera interesado, sobre todo dando una vuelta ella sola. Miraba hacia los lados contemplándolo todo, y hasta en la propia góndola para luego divisar... ¿un objeto perdido? Era un especie de sombrilla antigua de señoritas, de estas con encajes blancos. Como el gondolero seguía cantando, no quiso molestarle, ya le preguntaría luego que donde podría depositarlo para que alguien fuera a buscarlo.

Estaba muy agusto, miraba hacia el agua, viendo las ondas que producía la misma góndola cuando divisó a lo lejos una pandilla de cámaras estropea "paseos". No podían escapar, pero ni de broma, seguro que los pillaban y seguían hasta el final de la travesía a no ser que... Étoile miró hacia sus manos, agarrando más fuerte de lo normal aquella sombrillita con encajes, no tardó pues en abrirlo, colocándolo en dirección a las cámaras, con lo cual no los verían y agarró ligeramente a Fox por el hombro para que se acercara a ella, indicándole básicamente con la mirada que o se acercaba o los pillaban.

- Espero que ese "sitio" no lo descubran las cámaras.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Jue Oct 02, 2008 1:58 am

El gondolero siguió con otra canción tras terminar con "La Dona e Mobile", y Fox salió de su trance para prestar más atención a lo que sucedía a su alrededor. Se percató del obejto que recogió Étoile, un elegante parasol femenino, que por suerte sirvió a la perfección en el momento en el que las cámaras aparecieron cerca de donde estaban navegando ellos. El pelirrojo se dejó hacer cuando la chica lo arrimó hacia ella para ocultarse, aunque él ya pretendía intentar pasar desapercibido.

- Espero que ese "sitio" no lo descubran las cámaras.

El joven asomó ligeramente la cabeza tras el paraguas, y a conitnuación negó ligeramente con la cabeza con una sonrisa tranquilizadora dibujada en su afilado rostro.

- Tranquila, no llegan a la altura - respondió sin ser muy preciso.

Fox se levantó y se acercó al gondolero para darle las indicaciones necesarias hasta que se arrimó a una pequeña acera bastante oscura, ya que estaba ubicada bajo un puente. Le pagó de su propio bolsillo una cantidad considerable de dinero para agradecer sus servicios para después bajar de la góndola y ofrecerle su mano a Étoile para ayudarla a descender también. Ambos se despidieron del gondolero, y el pelirrojo emprendió la marcha por el angosto callejón, sin soltar a su acompañante.

- No te asustes... que las ratas, si tal, mueren de un pisotón - bromeó.

No tuvo que dar muchos pasos más hasta llegar a una puerta oxidada que yacía oculta entre aquellos muros, y la cual el joven pudo abrir porque hacía tiempo que se las había ingeniado para conseguir la llave, gracias a sus peripecias como ladrón. Sacó un mechero de su bolsillo e iluminó el pasadizo que, por sorprendete que pudiera parecer, estaba totalmente impecable y bien cuidado. Una vez más tuvo que insistir a la violinista, aunque esta vez con la mirada, para que confiase en él.

- No voy a matarte en mitad de una tregua - aseguró con su tono habitual - Vamos - apremió.

Comenzó a andar por el pasadizo, asegurándose de que Étoile lo seguía gracias al sonido de sus pasos, que lo seguían muy de cerca. Él ya conocía perfectamente el camino y no le resultó un trayecto muy largo, pero no podía estar seguro de si a ella le había parecido igual. Cuando llegaron al final de uno de los pasillos, los esperaba otra puerta, que Fox por supuesto no tardó en abrir. Se escabulló hacia su interior, haciéndole un gesto a la chica con el dedo índice en sus labios para que intentase no hacer ruido, y rápidamente comenzó a subir una escalera de pie de hierro, abriendo una trampilla cuando llegó arriba y saliendo por ésta. Se asomó al cabo de unos segundos, extendiendo el brazo para ayudar a Étoile.

- ¿Te gusta el San Simeon Piccolo? El atardecer en Venecia es mágico - aseguró con cierto misterio - Pero no hagas ruido, que estamos en casa ajena.

Efectivamente, se encontraban en la azotea de una de las grandes casas de los mandamases de la ciudad, que más de una vez había sido víctima de sus robos. Conocía de sobra mil tretas de abordar su casa, pero esta era la que menos llamaría la atención de la violinista a pesar del extraño camino.

[ http://woonlim.pe.kr/beautiful%20photo%27s/010/VeniceSunset.jpg ]
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Jue Oct 02, 2008 2:17 am

El chico la tranquilizó con sus palabras, a pesar de no ser nada exactas. Luego, el pelirrojo se levantó para indicarle al gondolero en donde debía pararse, y así lo hizo, reduciendo la velocidad hasta llegar bajo un puente. Étoile aceptó la mano de Fox cuando se la tendió pero luego quiso evitar el que pagara pues todo eso lo pagaría supuestamente la agencia que montaba todo ésto junto a Nagisa, pero no le dio casi tiempo a reaccionar pues el chico la había vuelto a tomar delicadamente por la mano, haciendo así que lo siguiera. Miró hacia abajo, observando durante unos instantes su gesto y su mano, finas y cuidadas, digno de un joyero.

Pero entonces, Étoile dejó de mirarlas cuando se dio cuenta de donde se estaban metiendo, en un callejón bastante oscuro, y el comentario del chico no es que la hubiese tranquilizado, de todas formas, afortunadamente, no le tenía miedo a las ratas, pero.. Tampoco le hacía gracia que recorriesen sus pies. Sin embargo, continuó dejándose llevar hasta que se toparon con una puerta bastante oxidada que el chico no tardó en abrir. Cuando fue nuevamente a tirar de Shizuma, ésta se resistió ligeramente.

- No voy a matarte en mitad de una tregua - aseguró con su tono habitual - Vamos

La verdad es que, se le había olvidado por completo aquella tregua, desde hacía tiempo.

Siguieron caminando entonces por unos pasillos que parecían interminables, pero Étoile se aseguraba de estar cerca del chico, de todas formas caminaba con tranquilidad pues tenía una piedra bastante importante en su poder, que ahora le serviría para muchísimo, por lo que cuando llegaron a la otra puerta, su curiosidad aumentó aún más. Cuando el artista abrió la puerta le hizo un gesto a la violinista para que no hiciese ruido, aunque tampoco pensaba hacerlo. Comenzaron a subir unas escaleras de metal, para luego abrir una trampilla por la cual subió el primero para luego tenderle amablemente, el brazo a Étoile y ayudarla a subir.

- ¿Te gusta el San Simeon Piccolo? El atardecer en Venecia es mágico - aseguró con cierto misterio - Pero no hagas ruido, que estamos en casa ajena.

No podía creerlo, agarró el brazo del chico para subir a su altura finalmente y abrió dejó que sus ojos contemplaran un sublime paisaje. No tardó en mostrar un gesto de sorpresa también con sus labios y se acercó a la barandilla de mármol, apoyándose con las dos manos y observando aquel hermoso paisaje que le había regalado Fox, a pesar de estar de tregua... O por la tregua.

- Es... precioso, Fox.

Entonces echó de menos algo, un violín.

- Si tuviese aquí mi violín, tocaría para ti... Una lástima que lo tenga Nagisa.

Mientras hablaba le había dedicado una mirada totalmente agradecida y sincera, que luego se tornó ligeramente a una de tristeza por no haber tenido el violín consigo. Sin embargo, volvió a girar su rostro y dejó que en sus ojos color oliva, se reflejase aquel espléndido paisaje, que recordaría siempre, a partir de esa misma tarde.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Vie Oct 03, 2008 12:56 am

Después de que Étoile subiese a lo alto de la azotea, Fox se apartó ligeramente de ella pero contemplandola, esperando con cierta ilusión su reacción ante la imagen del atardecer desde aquella perspectiva. La imagen de sus movimientos incitaba a su mente a mil y una inspiraciones y su mano le pedía desesperadamente empuñar un lápiz para plasmar en papel la visión de sus cabellos plateados, con la luz anaranjada del sol del ocaso refljándose en ellos, y, por supuesto, el brillo de sus ojos color oliva.

- Es... precioso, Fox - suspiró la joven - Si tuviese aquí mi violín, tocaría para ti... Una lástima que lo tenga Nagisa.

Sí, era una pena... pero de nada servía lamentarse por lo que no tenía remedio. Además, por otro lado, no quería evocar en esos momentos un recuerdo que por mucha emoción que le provocase, era el motivo de su más pesada angustia.

Fox suspiró y dio los pasos necesarios hasta colocarse junto a la violinista, apoyando ambas manos sobre la barandilla de mármol. Dejó la mirada perdida en el cuarto de sol que aún asomaba por el horizonte.

- No te preocupes - dijo, tranquilo - Además, seguramente nos hubiesen pillado. Bueno, yo sé asumir los riesgos, pero no sé si tú... - añadió la amenaza en tono de burla, inclinando levemente la cabeza para mirarla de reojo.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Vie Oct 03, 2008 1:05 am

Siguió mirando aquel bonito paisaje no tardando en tener compañía pues el artista se encontraba ahora junto a Shizuma.

- No te preocupes - dijo, tranquilo - Además, seguramente nos hubiesen pillado. Bueno, yo sé asumir los riesgos, pero no sé si tú...

Étoile desvió la vista hacia Fox durante unos instantes, encarcando una ceja mientra entrecerraba los ojos y ponía morros.

- Te recuerdo.. Que ha sido esta aparente violinista estirada la que ha salido corriendo antes - le dijo de forma burlona para luego volver a desviar la vista hacia el sol, con una sonrisa en sus labios que podía verse perfectamente.

No podía creerse en donde estaba y lo que había hecho. Sin embargo y por una extraña razón, no se arrepentía en absoluto y se alegraba muchísimo porque hubiese ocurrido de esa manera. Suspiró algo melancólica aún deleitándose con el paisaje que estaba ante sus ojos y sintiendo cada vez más ganas de tocar el violín aunque pronto tocaría volver, puesto que después de tan agradable día, tocaba ir al teatro aunque no sabía si al chico le apetecería en tal caso, a ella le encantaba el teatro y además lo había propuesto Nagisa, y no podía negarse ante ella.

Giró su vista hacia el pelirrojo.

- Gracias por traerme aquí - dijo aún esbozando esa pequeña sonrisa en su rostro rodeado por dos largos mechones grises que colgaban de aquel moño formal - Por cierto, supuestamente ahora tocaría ir al teatro, está en el plan... Tendríamos que cambiarnos, aunque del vestuario también se ocupa Nagisa... Pero si no te apetece, lo respeto.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Vie Oct 03, 2008 1:21 am

- Te recuerdo.. Que ha sido esta aparente violinista estirada la que ha salido corriendo antes.

Fox rio ante ese comentario recordando, por supuesto, lo sucedido, aunque por otro lado la expresión que había puesto Étoile le había resultado encantadoramente cómica, a su manera.

- Gracias por traerme aquí.

El pelirrojo estaba dispuesto a pronunciar un "gracias a tí por venir", cuando se percató de lo que estaba a punto de decir. Se dio cuenta de que aquellas palabras eran totalmente sinceras, y sin embargo al principio del día había estado dispuesto a marcharse del restaurante. Luego había venido la tregua y, cómo no, la había estado cumpliendo, pero... ¿en qué momento de la tarde aquel pacto de conveniencia se había convertido en un paseo agradable?

- De... nada - terminó por decir.

A continuación Étoile expuso el plan del teatro, que inmediatemente captó la atención del joven. ¿Cómo iba a perderse una obra, más aún siendo invitado? Además, seguramente tendrían asientos de lujo y si encima tampoco tenía que preocuparse por la ropa pues estaba todo dicho.

- ¿No llegamos tarde? - preguntó, a modo de respuesta, separándose de la valla de mármol.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Vie Oct 03, 2008 1:47 am

Por unos instantes llegó a estar convencida de que el chico se negaría, dando por finalizado aquel agradable paseo, sí, agradable. Pero entonces el pelirrojo se separó de la barandilla de mármol.

- ¿No llegamos tarde?

- No mucho - contestó Étoile con una sonrisa, esperando que entendiese que lo había captado.

Sonrió nuevamente y Fox la ayudó a bajar por la trampilla, aunque dejó que ella lo hiciese primero, para luego asegurarse de cerrar bien y que no se notase que habían pasado por allí. Cuando salieron, Étoile miró hacia los lados para orientarse, hasta que finalmente optó por coger su móvil y realizar una pequeña llamada a Nagisa, la cual ni se había molestado en echarle la bronca, pues sabía como era Étoile para todo en general. Tras hacerle una señal a Fox para que esperase unos segundos comenzó a hablar con Nagisa, para ver dónde se podrían ver. Le indicó que primero irían a dos tiendas que tenían ya preparadas. Cuando colgó se giró hacia el chico y le indicó por donde ir.

No tardaron en encontrarse con millones de cámaras, por lo que miró a Fox intentando con ésta misma, pedirle disculpas por todo el alboroto. Cuando entraron en la tienda, las cámaras se quedaron fuera. Nagisa apareció, llamando a un sastre, con cara de loco aunque muy profesional. Se llevó a Fox a otra parte tras Nagisa lo que debía hacer al sastre de baja estatura. Por lo tanto, ahora en la tienda se encontraban Étoile y Nagisa, esta última mirándola con los brazos cruzados y de forma insinuante, mientras Étoile giraba la vista, desviándola así y poniendo morros.

- Ni una palabra.

Étoile comenzó a ojear los trajes pero miró hacia Nagisa luego, sabía que tendría el perfecto, el único que podría ponerse la violinista aquella noche y que quedaría de fábula, siempre hacía lo mismo. Escogía el perfecto, con los zapatos perfectos, pendientes perfectos y todo perfecto, Aoi era perfecta. Comenzó primero la peluquería, que estaba en la misma tienda, pero subiendo unas escaleras. Como esa mañana ya la habían requetepeinado, pues no hacía falta volvérselo a lavar, pero sí que directamente le quitaron el palo chino de sus cabellos dejando que éstos cayesen sobre sus hombros. Sin embargo, pronto volvieron a recogérselo haciéndole un peinado todavía más bonito, dejando por supuesto los clásicos mechones colgando.

Llegó la hora de vestirse, y Shizuma comenzó a hacerlo con muchísima paciencia y parsimonia, porque sino, acabaría por desesperarse en el probador y acabar por destrozar su peinado y sabía que una señorita que esperaba al otro lado de la cortina, la cortaría en rodajas, directamente. Por fin se puso el vestido, y se calzó. Cuando corrió la cortina, sólo tuvo que ver la cara de Nagisa para saber si estaba realmente bien o no. Llegó a sonrojarse ligeramente pero luego no duró mucho pues comenzó entonces a buscarle algún collar o pendientes, por supuesto, no quiso desprenderse del suyo, y se buscó unos pendientes pequeños, no muy llamativos y a juegos con el vestido.

La hora se iba a acercando, y como no se dieran prisa, llegarían tarde. No esperaron más y el chófer que llevaría a Étoile le informó de que acaba de llevar a su acompañante, por lo tanto.... Los nervios comenzaron a aflorar ligeramente. En el pequeño bolsito sin asa llevaba el móvil y todo lo necesario, no necesitaría entradas, sólo con ver su nombre escrito en la lista bastaría. El coche antiguo y bien cuidado de color negro, paró frente a las escaleras del teatro, dejando a Shizuma observar la cantidad de gente que iba a ese evento. Bajó del coche, despacio y miró hacia los lados intentando divisar a Fox, pero sin ningún resultado, llegó hasta ponerse de puntillas a pesar de llevar tacones. Comenzó a subir por las escaleras y entonces le divisó, junto a la columna. Se apresuró para que no esperase más, y cuando por fin le divisó completamente abrió los ojos observando lo tremendamente guapo que estaba..., le dio un pequeño toquecito en el hombro.

- Buenas noches... ¿E-Entramos?

[FDI: Peinado -> http://www.eventomundo.com.ar/notas/graf/Peinados%20foto%204.jpg

Vestido, en negro -> http://ecx.images-amazon.com/images/I/41ICvb38bBL._SL500_.jpg ]
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Lun Oct 06, 2008 6:13 pm

Abandonaron la azotea con el mismo sigilo que al entrar, aunque esta vez no usaron la góndola para volver a la plaza sino que Étoile realizó una llamada por su móvil y al colgar le pidió que le siguiera. Ella mandaba, así que Fox siguió sus pasos hasta que llegaron a una de las zonas comerciales de mayor prestigio de la ciudad, no tardando en ser abordados nuevamente por las cámaras. Sin embargo, esta vez la propia Nagisa les ayudó a escabullirse, aunque la verdad es que poco después el pelirrojo se encontraba a solas con un sastre tan motivado que podía resultar incluso siniestro. Le tomó un par de medidas y lo guió hacia una fila de distintos trajes, dejándolo a solas para elegir.

Fox no es que odiase ir de compras, ya que siempre le había gustado vestir de la manera lo más elegante posible, pero siempre que tenía que salir a encontrar algo tenía una idea concreta en la cabeza. Y ahora estaba bastante despistado porque no sabía en lo que debía centrarse, aunque mirándolo por el lado bueno, los gastos no correrían de su cuenta...

- ¡Ah, ah, ah! - el repentino bramido del sastre le provocó un sobresalto - ¿Nosabesquéelegir, eh? ¡Yoteayudaré! Estosjóvenesdehoytanindecisos... ¡Aguanta!

El tipo hablaba tan rápido que Fox se vio capaz de entenderlo, aunque en cuestión de segundos sus brazos estaban repletos de trajes que el sastre iba desechando, aunque parecía estar buscando uno en concreto. Al cabo de varios minutos, el anciano lo alzó entre sus brazos con una sonrisa de satisfacción en los labios.

- ¿Quéhacescontantaropaenlasmanos? - gruñó - ¡Pruébateesteahoramismojoven!

Fox decidió no responder y controlarse, así que dejó con cuidado la pila de trajes en una mesa, y fue a probarse el que le había sacado el sastre. Podía parecer un loco, pero sin duda había dado en el clavo. No sólo era elegante sino que la talla era perfecta, y además el hombre no tardó en darle también unos zapatos adecuados.

Ya preparado, el pelirrojo salió a buscar a Shizuma, aunque no tuvo oportunidad ya que lo encasquetaron en un vehículo directo hacia el teatro. Fue entonces al entrar al edificio cuando supo que la obra que iban a ver era la Bella y la Bestia, y no pudo evitar sonreír en cierto modo, no sin cierta nostalgia y dolor al recordar su infancia. Subió las escaleras para no esperar con la impresionante aglomeración de personas que iban a asistir a la obra, y buscó el apoyo de una columna para esperar más cómodamente.

- Buenas noches...

Su voz y el golpecito en el hombro lo alertaron de la llegada de Étoile, aunque al darse la vuelta no esperaba encontrársela... de ese modo. Se mantuvo varios segundos en silencio, como en trance, observando la silueta de su cuerpo en aquel elegante vestido negro. El recogido de su cabello hacía su cara mucho más fina, y el tenue maquillaje realzaba el brillo de sus ojos color oliva.

- ¿E-Entramos?
- Por supuesto - respondió por fin con una sonrisa en el rostro, y tendiéndole el brazo - Estás preciosa, Shizuma.

Se adentraron en el teatro sin necesidad de entrada, ya que la visita de la violinista estaba ya prevista, y una azafata los guió escaleras arriba hacia el palco de la izquierda, donde dos cómodas sillas orejeras estaban dispuestas. Desde allí se disfrutaba de una vista perfecta del escenario, aunque aún así en las mesitas les habían dispuesto unos pequeños prismáticos dorados junto a un cuenco con bombones y unas copas de vino y, por supuesto la botella. Fox hizo la silla hacia detrás para que Étoile se sentase, y poco después él hizo lo propio.

Las luces se apagaron, las voces se fueron callando mientras que una triste melodía comenzaba a invadir la sala, y la obra comenzó.

[ http://es.youtube.com/watch?v=3vuXdn_lcGI&feature=related ]

PD: [ traje ]
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Lun Oct 06, 2008 6:31 pm

- Por supuesto - respondió entonces Fox, tendiéndole el brazo, como no, a Étoile - Estás preciosa, Shizuma.

Étoile agarró su brazo pero no dijo nada y en cuanto el pelirrojo miró hacia delante, desvió la vista y sus mejillas se tiñeron con un leve rosa que no solía aparecer muy a menudo, tratándose de Étoile y por ahora la única persona que lograba sacarle los colores había sido Nagisa Aoi.

Cuando entraron una azafata les esperaba, guiándoles luego hacia el palco izquierdo. Las mejores vistas sin duda de todo el teatro, o por lo menos así lo sentía Shizuma, y.. agradecía la buena compañía. Observó el gesto de caballerosidad que tuvo el joven Fox, cogiendo la silla y apartándola ligeramente para que ella se acomodara, y luego él también se sentó, junto a ella. Se sorprendió al ver aquellos bombones, copas y vino.. No esperaba que fuera a estar cada detalle tan meticulosamente cuidado, sin embargo... Luego vio que quien estaba detrás de todo aquello, era nada más y nada menos que su mánager, por lo que no debería sorprenderle en absoluto. Observó los prismáticos dorados pero de momento, no los cogería. Iba a decirle cualquier cosa al chico, agradecerle que la acompañara, también hacerle un cumplido que era totalmente cierto sobre sus vestimentas, pero la obra comenzó, apagándose las luces como señal y lo mejor, el barullo había desaparecido dejando casi oir a Étoile por cierta piedra, hasta la respiración de su compañero.

La melodía del principio ya hizo que Shizuma mirase la obra con cierta melancolía pero le gustaba bastante lo que veía. Había partes graciosas en las cuales Étoile dejaba escapar una leve risa que ocultaba su mano para no reir en voz alta y quedar como una risilla tímida. Sintió angustia cuando en un momento dado, Bestia encierra a Bella indicándole que jamás abandonaría el castillo, haciendo luego que ella rompiese a llorar. Estaba todo muy bien representado, incluso la escena en la que Bestia es atacado por lobos salvando así a la chica. A pesar de saberse la historia, era como algo nuevo para la peligris, sonreía, le gustaba mucho aquella obra, sobre todo cuando Bestia se llenaba de pájaros por darles de comer, algo muy cómico y realmente estaba muy gracioso. Sin embargo, venía una escena muy bonita, una escena que hizo que se le acelerase ligeramente el pulso a la chica.

Miró de reojo al pelirrojo, el cual observaba la obra, y volvió a mirar hacia delante, posando ambas manos sobre su regazo.

http://es.youtube.com/watch?v=c3eBXf2vwXo
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Lun Oct 06, 2008 7:05 pm

La obra era fiel a la historia que recordaba cuando era pequeño, y no podía evitar sentirse emocionado en prácticamente todas las escenas, ya fuesen cómicas, o tristes. Los personajes estaban excelentemente caracterizados, vestuario incluído, y la puesta en escena de la obra era sublime, ya que los distintos cambios de escenario eran sobre la marcha, gracias a unos raíles que habían dispuesto sobre las tablas de madera.

Sin embargo, el propio Fox sintió una creciente ilusión infantil al aproximarse cada vez más la escena del baile entre Bella y Bestia. Se había inclinado hacia delante, apoyando ambos codos sobre sus muslos, sujetando su barbilla sobre sus manos entrelazadas, y sus ojos brillaban. Brillaban por la emoción de la escena, pero su mente se había trasladado tiempo atrás, y una pizca de envidia pellizcaba su interior. ¿Qué le había salido mal a él? ¿Por qué ella no quería saber nada más de Mask DeMasque?

Suspiró y giró levemente la vista para contemplar el rostro de Shizuma. Sí, sin duda estaba preciosa. Y pensar que la había estado juzgando de insoportable hasta esa misma mañana, y ahora la veía con otros ojos. No apartó la vista cuando la joven se giró también para mirarlo, así que le sonrió con tranquilidad, notándose en su rostro lo emocionado que estaba con la obra.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Lun Oct 06, 2008 7:20 pm

Aquella escena no podía recordarle más a... a él. Verlos bailar hacía que su corazón se encogiese levemente, sintiendo así una enorme punzada. ¿Dónde estaría él? ¿Por qué no venía a buscarla? ¿Por qué todo tenía que caer en sus manos? Entendía lo de las casualidades... Quizás no hubiese que provocarlas pero.. ¿él pensaría en ella? Ella desde luego sí que lo hacía, casi todo le recordaba a él constantemente. Suspiró y desvió la vista hacia Fox, el cual también la miraba. Observó su sonrisa ilusionada y ella también sonrió. No era tan maleducado y chulo después de todo, a pesar de haberle dado un manotazo haciendo que aquellas monedas de agradecimiento y no de pena, cayesen al suelo... Aunque mirándolo por otra parte, gracias a él conoció a Aya. No podía creerse que fuese el mismo chico pero... una preguntaba azotaba su mente. ¿Él estaba actuando? ¿Se comportaba así por la tregua? Le ponía triste en cierto modo, pensar que eso era así y hacía que a veces sus sonrisas las viera como algo falso sin embargo esperaba muchísimo que no fuese así y que la situación entre ellos hubiese cambiado.

Siguió mirándole durante unos segundos, perdiéndose en aquel brillo azulado que desprendía sus ojos y entonces borró su sonrisa al volver a recordarle. Ese azul.. le recordaba a Mask DeMasque, y como para olvidarlo pues es lo único que se veía de su rostro aparte de sus labios, los cuales había fugazmente probado. Desvió la vista hacia la obra y volvió a suspirar.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Lun Oct 06, 2008 7:52 pm

La sonrisa de Étoile lo ayudó a despejarse de los pensamientos meláncolicos que habían comenzado a apoderarse de su mente, por lo que también volvió a mirar la obra en cuanto desapareció el contacto visual con la chica. Se apoyó sobre el respaldo de su silla, y tomó un bombón entre sus manos y se entretuvo retirándole el envoltorio, concentrado en cómo Bestia le devolvía a Bella su libertad, a pesar de que eso significase no volver a ver a su amada, pues como regalo le había ofrecido... su espejo mágico. ¿Coincidencia?

La obra siguió aconteciendo, y pronto el egoísta Gastón murió precipitado hacia al abismo, después de haber herido de muerte al príncipe maldito. Pronto, el llanto de Bella fue lo único que se escuchaba en la sala junto al sonido ambiental de la lluvia y la tormenta. La sala estaba sumisa en un pleno silencio, contagiados por la tristeza de la escena, si bien la gran mayoría de los presentes conocía a la perfección el final de la obra.

- ¡No! ¡No! ¡Por favor no me dejes! Te amo...

Fox se llevó una mano al rostro, cubriéndose los labios por completo y aguantándose la respiración. ¿Qué pasaba si a él le ocurría algo parecido? Es decir, enamorarse y no poder tener la ocasión de sincerarlo hasta que fuese demasiado tarde? Tenía que volver a verla... Pero, ¿cómo? Él no tenía ninguna forma de contactar con ella. Estaba en sus manos...
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Lun Oct 06, 2008 8:09 pm

Aquella... aquella escena llegó. Bestía había caído desplomado al suelo tras sentir como la daga que portaba Gastón antes de precipiarse al vacío se había clavado en su lomo, hiriéndole de muerte. La caída de la lluvia, el sonido de la tormenta, hacía que todo fuera más dramático aún. Étoile y Fox habían adoptado la misma postura sin darse apenas cuenta, y básicamente habían pesado ambos lo mismo sin saber cual era la realidad exactamente, una realidad que tenían más allá de aquellas profundas miradas. Cuando Bella le declaró su amor, volvió a sentir otra punzada en su corazón.

Tras aquel silencio que había inundado la sala, la música comenzó a sonar diferente, más esperanzadora viendo así una transformación de la bestia a humano, un príncipe nuevamente. Ambos intercambiaban miradas, las mismas miradas que intercambiaban Mask DeMasque y la Signorina del Antifaz, y por supuesto, las mismas que se intercambiaban sin saberlo, LeBlanc y Étoile. Si siguieran el consejo de aquella obra, de aquella moraleja que tenía impresa en cada una de sus palabras, podrían darse cuenta de algo muy importante, pero mientras no lo hicieran, seguirían sufriendo y pensando en la parte que les faltaba, cuando en realidad la tenían justo delante.

Cuando la obra finalizó, los aplausos invadieron la sala durante muchísimos minutos, aún cuando estaba el saludo de todo los actores. La cortina de terciopelo rojo había sido corrida, pero aún así los aplausos no cesaban por parte de ninguna persona del público incluidos Fox y Étoile, los cuales abandonaron el palco cuando todo por fin finalizó. Caminaron tras la azafata, que nuevamente quiso guiarles hasta la salida. Étoile paró en seco agarrando suavemente a Fox del brazo para que prestara antención.

- Tengo que hablar un segundo con Nagisa, te espero en el Gran Canal.

Y entonces, aquella mujer de traje negro desapareció entre la multitud, dejando al pelirrojo con la azafata que lo guió hacia la salida. Étoile marchó en busca de Nagisa, sin encontrarla por lo que se metió en cualquier sitio sin mucho ruido para poder llamarla y preguntarle si lo tenía en mano, recibiendo una respuesta positiva por su parte. Quedó con ella y tras hacerlo le dio las gracias pidiéndole que por esta noche, no se preocupase más. Étoile logró evitar a las cámaras y se fue rumbo al Gran Canal, en donde esperaba encontrar a Fox.

Pero había cometido un error, ese lugar... Portaba demasiados recuerdos, pero desde que vio su silueta, ya no había marcha atrás, el chico la estaba esperando allí, seguramente bastante confuso. Étoile apareció en silencio, entre la iluminación de las farolas con el violín en mano.

- Te lo debo - comentó desviando la mirada para luego sonreir.

Se llevó el violín bajo el mentón y cerró los ojos, sabía que canción tocaría y seguramente le gustaría o eso esperaba. Por ello comenzó a tocar la canción que suena cuando bailan Bella y Bestia, por supuesto dándole su toque.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Mar Oct 07, 2008 10:56 pm

Los aplausos comenzaron enseguida, con el entusiasmo que merecía una obra tan excelente. Los dos se pusieron en pie, sumándose al éxtasis de la sala hasta que los actores desaparecieron definitivamente tras el gigantesco telón de terciopelo rojo. Abandonaron entonces el palco guiados nuevamente por la azafata de antes hasta la salida del teatro, donde ya empezaba a aglomerarse la mayoría de los espectadores de la obra quienes, entusiasmados, compartían emociones y opiniones. Por suerte antes de verse arrollados por toda aquella marabunta, Étoile lo separó levemente.

- Tengo que hablar un segundo con Nagisa, te espero en el Gran Canal.
- ¿En el Gran Canal? - repitió, desconcertado, alzando las cejas.

Sin embargo su curiosidad no fue saciada, ya que la violinista desapareció en busca de su mánager, y Fox no se sintió con fuerzas para seguirla. Además, ahora que estaba solo podía aprovechar para apartarse y desplazarse mediante sus queridos espejos, aunque tampoco es que fuese a tardar mucho a pie desde allí. Pero los malos hábitos...

Así pues, en cuestión de segundos el pelirrojo esperaba donde lo habían citado, aunque el sitio a esas horas de la noche enseguida le traía recuerdos, los mismos de siempre. Efímeros, tristes. Buscó apoyo en uno de los muros y alzó sus ojos azules hacia el cielo, contemplando la luna. Esa noche su luz apenas alumbraba los callejones de Venecia, pues estaba prácticamente rodeada de nubes grisáceas que sin duda no se apartarían de ella hasta que cediese su puesto al sol.

¿Por qué Étoile lo había citado precisamente en ese lugar? Con todos los lugares que se podían escoger en aquella ciudad tan especial, había elegido precisamente aquel en el que todo había comenzado. ¿Acaso no iba a llamarlo? ¿Qué era para ella? Ni él mismo podía creer que el gran Mask DeMasque hubiese sido derrotado por las tenaces garras del amor, tan dulces y tan duras al mismo tiempo. Quería odiarla, y quería amarla... Quería verla.

El sonido de unos tacones lo sacaron poco a poco de sus pensamientos, apartando sus ojos de la luna para encontrarse con los de Étoile. Una tenue sonrisa se dibujó en sus labios, y más se ensanchó cuando comprobó que la joven sostenía un violín entre sus manos.

- Te lo debo - dijo, aproximándose hacia él y colocando su instrumento en la posición correcta.

La melodía de la Bella y la Bestia dejó fuera de lugar al silencio que reinaba en el Gran Canal, y la sonrisa del artista se volvió más nostálgica, aunque no por ello disfrutaba menos de la agradable sensación que le provocaba aquella pieza. Pero, ¿por qué era todo tan parecido? ¿Acaso el destino quería torturarle? No... Él realmente estaba disfrutando con todo aquello a pesar de lo que podía evocar el lugar y la situación.

- Hoy igual que ayer... Pero nunca igual... - murmuró, casi inconscientemente.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Mar Oct 07, 2008 11:11 pm

No oyó prácticamente el murmuro del chico pero sí que le vio mover los labios, pues justo había entreabierto los ojos ligeramente. Le miró seriamente durante unos instantes, un instante bastante precioso en el cual se transmitían muchísimas cosas aunque prontó acabó pues Étoile dejó de clavar sus ojos color oliva en los azulados del chico, para volver a cerrarlos con parsimonia y seguir tocando de forma perfecta y meticulosa, como siempre lo hacía. Tocó la nota final, alargándola ligeramente para luego separar el arco de las cuerdas del violín y continuar con los ojos cerrados, dejando que el eco que portaba la música fuera el único en oirse alejar cada vez más... Hasta que finalmente, el silencio reinó de nuevo en en el Gran Canal de Venecia.

Shizuma fue bajando poco a poco el violín hasta dejarlo junto a su cuerpo mientras caminaba de forma tranquila hacia donde estaba apoyado el pelirrojo. Miró hacia el canal, viendo pasar aquellas aguas que ahora se veían negras como el petróleo y profundas como el océano.

- Tengo que reconocer, que mi opinión con respecto a ti ha dado un giro de 360º - comentó para luego mirarle - Ha sido un día perfecto, gracias.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Jue Oct 09, 2008 12:30 am

La música sonaba en todo su esplendor, y Fox agradeció que aún así, su belleza no atrajese gente hacia donde se encontraban. Deseaba encontrarse así, solo, disfrutando de aquel privado e improvisado concierto que tan lejos lo transportaba de Venecia sin necesidad de espejos. Su mente se había rendido al sonido de las notas que emanaban del violín, que transportaba la tenue brisa de la noche hasta que se fueron apagando poco a poco para cesar finalmente.

Pero en el aire aún se mantenía el aura de la melodía. Y entonces Fox clavó sus ojos azules en Étoile.

- Tengo que reconocer, que mi opinión con respecto a ti ha dado un giro de 360º - comentó habiendo descendido el violín - Ha sido un día perfecto, gracias.

Los labios del pelirrojo se curvaron hacia arriba, entreabriéndose ligeramente en una inusual sonrisa tímida para mostrar levemente su dentadura blanca. Se rascó la punta de la nariz, separándose del muro, mientras pensaba con más detenimiento en las palabras de la violinista. A lo largo del día Fox había estado preguntándose si la actitud de ella era algo que se había esforzado en fingir... ya que él mismo había decidido hacer eso desde el principio. Pero se sorprendió a sí mismo actuando con naturalidad, y disfrutando de la velada.

Su sonrisa se ensanchó.

- Te debo una disculpa, Étoile. Yo también me lo he pasado genial, y no me lo esperaba. Nada de treguas - dijo, alzando su mano hacia ella - ¿Amigos?

Río de forma sonora pero sin resultar exagerado, aunque su gesto se fue apaciguando al notar cómo algunas gotas caían sobre su rostro. Levantó las palmas de sus manos comprobando que, efectivamente, comenzaba a llover.

- Vamos, te acompañaré a casa - apremió quitándose la chaqueta y colocándola sobre Étoile, para evitar que se mojase lo mejor que podía.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Jue Oct 09, 2008 12:42 am

¿Una sonrisa? La primera que veía tan sincera aquella noche la violinista.

- Te debo una disculpa, Étoile. Yo también me lo he pasado genial, y no me lo esperaba. Nada de treguas - dijo, alzando su mano hacia ella - ¿Amigos?

Étoile sonrió e iba a apretar su mano cuando el pelirrojo le dio la vuelta. Shizuma miró hacia ésta pero luego notó en su propio rostro la razón de aquel movimiento. Había empezado a llover.

- Vamos, te acompañaré a casa - dijo entonces, quitándose la chaqueta y colocándola sobre Étoile, evitando así que la chica se mojase, por ahora.

La joven no se negó y comenzó a caminar junto al pelirrojo por el puente. Afortunadamente, su piso no estaba muy lejos de allí y por cierto, tampoco su trabajo. Miraba de vez en cuando al chico de reojo, estaba muy guapo con aquella camisa. Además aquella noche, parecía un auténtico príncipe, una lástima que la peligris no fuera capaz de decírselo tal y como había hecho el chico con ella.

Caminaban a un paso acelerado, pues las gotas se habían vuelto cada vez más gordas y ahora mismo Étoile portaba aquel abrigo sobre sus hombros. Su peinado comenzó a deshacerse un poco, dejando que más mechones acabaran sobre el rostro de Étoile y también por su fina nuca. Finalmente llegaron a cobijarse, frente el portal de Étoile, la cual respiraba hondo pues sus últimos pasos habían sido mucho más rápidos y con tacones... Cansaba más. Rebuscó en aquel pequeño bolso sus llaves aún con la chaqueta puesta sobre sus hombros, la cual le daba una gran calidez.

Cuando las encontró se quedó mirando hacia la cerradura y luego jugueteó ligeramente con ellas desviando la mirada.

- Creo que me voy a pasar toda la noche dándote las gracias... - rió ligeramente antes de quitarse la chaqueta y tendérsela.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Jue Oct 09, 2008 12:57 am

Ambos se vieron obligados a acelerar el paso puesto que las gotas de lluvia comenzaban a caer mucho más fuerte, y a pesar de los intentos de Fox, era imposible evitar que Étoile no se mojase. Además, él la estaba siguiendo a ella, y al hacerlo mientras sujetaba la chaqueta e intentaba ver lo mejor que podía a causa de las gotas que caían sobre sus ojos, no es que se pudiese decir que estuviese haciendo bien su trabajo. Cuando llegaron finalmente al portal de la violinista, ésta tenía el bonito peinado bastante deshecho, pero no por eso tenía peor aspecto.

- Creo que me voy a pasar toda la noche dándote las gracias... - rió ligeramente, tras encontrar las llaves.

Le tendió la chaqueta y él se iba a negar, pero de nada servía que ella la mantuviese si ya estaba en casa, pues estaba claro que no iba a necesitar una prenda mojada en el interior de su cómodo hogar. Fox tomó entonces su abrigo y se lo colocó en el antebrazo, esperando que no se estropease demasiado. ¿Tendría que devolvérselo al sastre?

- Si me das tu número, lo haré yo - respondió, guiñándole un ojo, aunque no estaba seguro de que el gesto se hubiese notado demasiado por culpa de las numerosas gotas de lluvia que surcaban su rostro, cayendo de los empapados flecos.

No estaba dispuesto a darle su número y esperar a que fuese ella quien llamase, ya que no iba a cometer el mismo error de la última vez aunque en este caso fuese solo... por amistad. Aunque, bueno, ya sabía dónde vivía, ¿no?
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Étoile el Jue Oct 09, 2008 1:10 am

- Si me das tu número, lo haré yo

Shizuma sonrió y pensó por unos instantes que ojalá... Ojalá él también hubiese hecho lo mismo... Pero ahora que lo pensaba, ella también deseaba llamarle, quería verle de nuevo, aunque era cierto que esta noche... Se había centrado más en otra persona que en ladrón.

Ambos sacaron su número e intercambiaron éstos. Étoile sonrió y volvió a guardar su número, tintineando nuevamente con las llaves pues había alzado una mano señalándole en forma de reproche.

- Si no me llamas me enfadaré y serás de nuevo el incordio andante.

Sí, había hecho una pequeña broma y no sólo eso, sino que había hecho un gesto muy poco común en ella. Le había sacado la lengua al artista. Volvió a girarse sonriendo para si misma, y mucho, hasta que finalmente introdujo la llave en la cerradura, girando el pomo. Entreabrió la puerta y volvió a girarse hacia LeBlanc.

- Buenas noches... Fox. - se despidió, aunque por alguna extraña razón, aún no había entrado.

Quizás esperaba a que él también se despidiese... Sí, seguro que era eso.
avatar
Étoile

Cantidad de envíos : 181
Piedra : Nivel 2. Piedra de la Percepción
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Fox LeBlanc el Sáb Oct 11, 2008 2:41 pm

- Si no me llamas me enfadaré y serás de nuevo el incordio andante - bromeó la chica después de que ambos hubiesen intercambiado los teléfonos.

Fox sonrió a su vez. ¿De verdad Étoile deseaba que la llamase? Bueno, lo que le sorprendía era más bien el hecho de cómo podían cambiar las cosas en tan solo un día. Es decir, de no querer ni verse a querer verse de nuevo para pasar otra tarde entretenida. Lástima que la próxima vez los gastos sí que iban a correr de su cuenta, aunque... ¿Desde cuando a él le preocupaba el dinero?

Étoile se giró a abrir la puerta pero no llegó a entrar en la casa, sino que se se volvió nuevamente, con un pie fuera y un pie dentro de su hogar. Durante ese breve instante, sólo pudo oírse las gotas de la lluvia estrepitándose contra el suelo.

- Buenas noches... Fox - se despidió.
- Que descanses, Étoile - respondió a su vez, inclinándose luego para darle un beso en la mejilla - Nos vemos, ¿eh?

Dio un par de pasos hacia atrás, volviendo a sentir duramente las lluvias caer sobre él, para luego girarse del todo y comenzar a correr hacia los callejones, girando en cuanto pudo. En ese momento sacó un espejo del bolsillo de su pantalón, el cual, por supuesto, utilizó para aparecer en su habitación.

- Ya era hora de que volvieras, figura.

Su padre estaba sentado frente a su escritorio, con la libreta de dibujos en su mano, en los cuales se plasmaba siempre la misma modelo. El pelirrojo se llevó la mano a la frente y ahogó un suspiro. ¿Qué sentido tendría precipitarse para arrebatársela? Seguramente ya habría visto todos los bocetos, por no decir los papeles que yacían desordenadamente sobre la superficie de la mesa.

- Así que esta es la razón por la que pasas tanto tiempo encerrado aquí arriba, ¿eh? - preguntó, volviendo la mirada hacia uno de los retraros de la misteriosa enmascarada.
- Papá, yo...
- Buenas noches, Fox.

Y dicho esto, el maestro Cyrano LeBlanc abandonó la habitación, dejando a un desconcertado artista con la mirada perdida en el enorme espejo que se erguía frente a él.
avatar
Fox LeBlanc

Cantidad de envíos : 130
Piedra : Nivel 2. Piedra de los Espejos
Fecha de inscripción : 06/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Polos opuestos [7 de Mayo] Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.